Titulo

TRATAMIENTO DE LA EPICONDILITIS. CODO DE TENISTA

Entre los problemas más frecuentes en la consulta de Traumatología encontramos el llamado “codo de tenista” o Epicondilitis.

Es un problema muy común, no sólo en deportistas.

¿Qué es la epicondilitis ?

La epicondilitis supone la inflamación de la inserción de los tendones extensores del antebrazo en la cara lateral del codo ( epicóndilo ).

El epicóndilo es el lugar donde se insertan los músculos que extienden la muñeca y estiran los dedos de la mano.( ver figura )

La epicondilitis no afecta exclusivamente a deportistas. Puede afectar a cualquier persona que, normalmente realiza una sobrecarga en el antebrazo o muñeca, como coger pesos o realizar actividades repetitivas. Puede ser una enfermedad profesional, según la actividad laboral que desarrolle el paciente.

La Epitrocleítis o codo de Golfista supone la inflamación de la parte medial del codo, lugar donde se insertan los músculos flexores del antebrazo. Es algo menos frecuente que la epicondilitis.

 

 

 

¿Qué síntomas provoca la Epicondilitis ?

Epicondilitis

 

El paciente suele consultar al Traumatólogo cuando el dolor está presente durante varias semanas y no ha cedido con reposo o antiinflamatorios.

Los síntomas más frecuentes son DOLOR desde la zona lateral del codo hacia el antebrazo. En ocasiones aparece cierta

 

debilidad cuando agarramos algún objeto o hacemos alguna actividad que implique flexión o rotación de la muñeca.

En el codo de Golfista aparece dolor en la cara interior del codo y puede aparecer hormigueo en el 4-5 dedo de la mano así como dolor al flexionar la muñeca o agarrar objetos.

Ambos problemas comienzan de forma gradual y se agravan de forma progresiva hasta llevar a una limitación de las funciones habituales del paciente.

 

¿Cuáles son las Causas Más Frecuentes de la Epicondilitis/Epitrocleítis ?

 

La causa que provoca la Epicondilitis y la Epitrocleítis es la inflamación de la inserción del tendón ( extensor o flexor ) del antebrazo en las prominencias laterales del codo o epicóndilo/epitroclea. Casi siempre se relacionan con un uso excesivo o repetitivo de la musculatura del antebrazo, aunque también pueden deberse a un desequilibrio muscular flexor/extensor. Habitualmente el problema se limita a una inflamación en las zonas de inserción ( llamado entesopatía insercional ), aunque pueden aparecer, (sobre todo en los casos más crónicos), Microdescarros de la inserción del tendón. Pintores, Jardineros, Tenistas, personal de limpieza o cualquier persona que realice movimientos repetitivos de agarre y levantamiento son propensos a presentar estos problemas.

 

¿Cuál es el Tratamiento de la Epicondilitis ?

El tratamiento mediante terapias antiinflamatorias y ejercicios suele dar buena respuesta, aunque la recuperación completa puede suponer semanas o meses de tratamiento. Es importante reducir o modificar la actividad que pueda ser causa del problema.

De todos los tratamientos, siempre debemos hacer hincapié en los ejercicios. Los ejercicios ayudan a conseguir el reequilibrado muscular y a fortalecer la musculatura antebraquial, claves para la mejora de la inflamación en la zona de inserción. Es importante crear una rutina de ejercicios, y ser constante durante varias semanas para conseguir resolver el problema. Podemos ayudar con una terapia antiinflamatoria vía oral, insistiendo en que rara vez la terapia antiinflamatoria de forma exclusiva será capaz de resolver el problema.

Pueden pulsar en este ENLACE  donde se exponen ejercicios y vídeos para el tratamiento de estos problemas.

Se pueden utilizar dispositivos ortopédicos o vendajes funcionales para ayudar a la reducción de la tensión muscular sobre la inserción tendinosa, sobre todo en pacientes que necesitan continuar con su actividad laboral.

El Hielo tras los ejercicios puede ser útil para reducir el dolor y la inflamación.

El tratamiento fisioterápico combinado puede ayudar a acelerar el proceso de recuperación mediante tratamientos locales para el control de la inflamación y terapia de restauración muscular antebraquial.

¿Cuándo hacer Infiltraciones en la Epicondilitis ?

Las técnicas de infiltración suelen reservarse para casos altamente limitantes o cuando han fracasado las terapias previas. Suelen utilizarse combinaciones de anestésico locas con corticoides de depósito, que ayudarán al control de la inflamación durante varias semanas. La cirugía se reserva únicamente para casos refractarios.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *