Titulo

latigazo cervical tras accidente de tráfico

 Traumatologo en Granada. Lesiones en la Columna Vertebral. Latigazo Cervical tras Accidente de Tráfico

radiografia-latigazo-cervical

¿Qué es la Lesión por latigazo Cervical ?


Es una lesión bastante frecuente en la consulta de Traumatología y Atención primaria. 

Se relaciona directamente con accidentes de tráfico ( coche, moto o atropello ).
Se produce tras un mecanismo de aceleración-desaceleración y transferencia de energía al cuello.
También puede ocurrir en otros tipos de accidentes como Lesiones Deportivas.


¿Cuál es el Mecanismo de esta Lesión ? 

 
Tras un impacto por alcance de dos vehículos a motor, el vehículo delantero es sometido a una aceleración brusca.
Más adelante, el tronco y los hombros del paciente sufren la misma aceleración junto con el asiento del vehículo.
La cabeza permanece en una posición estática ( por el reposacabezas),  resultando una fuerza de extensión cervical y distensión de tejidos blandos.
whiplash
En un segundo tiempo, la fuerza de la inercia desplaza a la cabeza hacia delante, provocando un a flexión cervical forzada y una distensión-compresión de los tejidos cervicales. ( cuyo tope sería al chocar la barbilla contra el pecho). 
 
Además pueden ocurrir mecanismos mixtos de lateralización-rotación. (dependen de la postura de paciente y el mecanismo de impacto).

¿Cuáles son los Síntomas más Frecuentes ?

 
El síntoma más frecuente es el dolor cervical y contractura muscular ( 65-100%)
El dolor suele irradiar hacia la región occipital, a los hombros o a la región interescapular.
Suele acompañarse de limitación del movimiento del cuello con sensación de rigidez.
No necesariamente estos síntomas están presentes en el momento del accidente, ni incluso en la atención inicial en urgencias. (Suelen aparecer  entre las 12 y 72 horas tras el accidente).
El dolor de cabeza o cefalea también suele estar presente en más de la mitad de los casos
La sensación de Mareo o Inestabilidad está presente en casi la mitad de los pacientes, con intensidad variable.
Puede hacer alteración ocasional de la marcha. 
Los trastornos del sueño son frecuentes y suele existir dificultad para concentrarse en tareas sencillas y molestas ante sedestación o bipedestación prolongadas.
Si la sintomatología se prolonga pueden aparecer ansiedad o depresión.
Las parestesias ( hormigueo o acorchamiento ) , tanto en miembros superiores como inferiores pueden estar presentes. En ocasiones aparece sintomatología típica en el síndrome de túnel carpiano, cuyo origen puede ser cervical o traumático por impacto de las muñecas contra el salpicadero.
El dolor lumbar reactivo puede aparecer en un 20-30% de los pacientes.
 
Pueden aparecer disestesias, debilidad, inestabilidad, disfagia, trastornos visuales o dolor temporomandibular. 
 


¿ Qué Exploración Física me hará el Traumatólogo?

La exploración física en la consulta debe incluir 
– circunstancias del accidente
– tiempo de evolución
– mecanismo del mismo
– posición del paciente en el vehículo
– uso de dispositivos de seguridad.
Debemos preguntar por patología previa en la columna o sintomatología neurológica previa. 
El examen físico buscará puntos de presión dolorosos, balance funcional y articular de la columna, signos de contractura de la musculatura paravertebral.
Se debe realizar un examen neurológico completo y examen general o de lesiones asociadas.
En ocasiones existe dificultad de objetivar los signos físicos por la situación de dolor e incomodidad del paciente y en ocasiones se interpreta como una lesión menor un problema que puede prolongarse durante semanas o meses, con resultados lentos y periodos de reactivación del dolor y limitación.
Además las pruebas complementarias suelen ser poco útiles, con resultados inespecíficos en la mayoría de los casos. 

¿Qué aportan las pruebas Complementarias ?

 
El uso de pruebas de imagen complementarias es imprescindible ante sospecha de lesiones óseas o inestabilidad.
Hemos de ser prudentes ante la solicitud masiva de pruebas, pues existe una alta tasa de hallazgos similares en sujetos sanos (falsos positivos)
Todo esto puede desembocar en tratamientos erróneos, bajas laborales continuadas o tratamientos incorrectos.

1- Radiografías

radiografia-lateral-en-latigazo-cervical
          La Radiografía es una prueba rutinaria tras dolor cervical postraumático. Se utilizan las proyecciones anteroposterior y lateral, incluyendo una visualización de todas las vértebras cervicales para identificar signos de patología ósea aguda. La proyección transoral se utiliza para valorar posibles lesiones del atlas o axis.
          La proyección lateral de columna cervical suele evidenciar una hipolordosis o rectificación cervical ( aunque puede presentarse igualmente en sujetos asintomáticos ). Es la proyección de mayor utilidad para la evaluación del sdme de latigazo cervical.

  2- TAC y Resonancia Nuclear Magnética

El TAC es útil en la atención de Urgencias cuando se sospecha lesión ósea o inestabilidad. Describe con mayor precisión las lesiones que afectan al canal lumbar o a los elementos posteriores
La Resonancia Nuclear Magnética puede valorar la presencia de protrusiones, hernias discales, lesiones ligamentosas, estenosis de canal o foraminal o lesiones óseas.
Es una prueba que presenta una alta tasa de falsos positivos.
( Casi el 10% de la población asintomática menor de 40 años suele tener hallazgos positivos en RMN. Este porcentaje se eleva casi al 25-30% en edades superiores).
En general el TAC o RMN no son de utilidad en grados I y II, reservándose ante alteraciones neurológicas iniciales.
También se debe plantear ante persistencia de la sintomatología y/o dudas razonables en la evolución del proceso.

3 –Electromiografía

Suele ser de utilidad ante síntomas de compresión radicular o lesiones neurológicas persistentes.

4- Pruebas de afectación Psicológica

Por el contexto médico legal subyacente, es de utilidad utilizar escalas de medición de calidad de vida, afectación social y laboral y afectación psicológica.
Estas escalas son utilizadas ampliamente por los peritos médicos y forenses para evaluar el impacto de la lesión en el individuo.
 

¿Cuál es el Tratamiento del Síndrome del Latigazo cervical ?

Uso de Collarín cervical tras accidente de tráfico

El uso de múltiples terapias descritas tanto para la fase aguda como la crónica es variable. (collarín cervical, tracciones, antidepresivos, masajes, electroterapia, magnetoterapia, etc).
Esto nos hace ver que el problema y su tratamiento correcto no están bien definidos. (Al menos no hay una base científica firme en torno a ninguno de ellos…)
 
En los primeros días, o en la valoración en Urgencias suele recomendarse calor local, reposo relativo y tratamiento farmacológico. (analgésicos, Antiinflamatorios y relevantes musculares). 

El uso de collarín blando está incluso cuestionado, a favor de una movilización precoz. Incluso el uso prolongado del collarín se ha relacionado con un mayor periodo de incapacidad. En accidentes graves se debe colocar inicialmente un collarín Rígido, sobre todo ante la sospecha de lesiones óseas, fracturas o luxaciones.

El uso de onda corta no ha demostrado ser superior a otras técnicas de fisioterapia mediante las que se consigue una relajación muscular más temprana. No ha demostrado mayor evidencia frente a programas específicos de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento muscular, tanto en fase aguda como en crónica.
Las estrategias de tratamiento deben ir enfocadas a una reincorporación temprana a la actividad, física y laboral.
Se deben utilizar analgésicos para control del dolor e introducir ejercicios suaves a nivel del cuello y hombros.  
 
El tratamiento rehabilitador se ha mostrado beneficioso, pero sólo temporalmente.
Se debe evitar la dependencia profesional e incentivando la reincorporación del paciente a sus actividades habituales. El profesional fisioterapeuta debe reeducar la funcionalidad e incentivar la reincorporación, jugando u papel crucial en la prevención del dolor crónico.
 
 

¿Cuál es el pronóstico de esta lesión ? ¿ Cuánto  tarda en Curarse?

 
La evolución natural del proceso suele ser hacia la resolución del cuadro o curación, con un periodo medio de recuperación de 31 días. La repercusión médico-legal puede interferir con el proceso de recuperación, así como la afectación emocional o psicológica, derivadas del estrés postraumático.
La cronicidad del cuadro se puede presentar en un porcentaje no desdeñable de pacientes
El 25% referirán dificultades para el desarrollo de su actividad laboral en los 6 meses siguientes
 
En general, La mayor parte de los pacientes recuperarán su estado funcional previo a los pocos meses tras la lesión.
Sólo unos pocos mantendrán dolor crónico persistente durante meses o años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *