Titulo

LUXACIÓN ACROMIOCLAVICULAR

La luxación acromioclavicular supone la lesión de los ligamentos coracoclaviculares ( Conoide y Trapezoide). 
La lesión completa de estos ligamentos supone la inestabilidad articular, la elevación de la clavícula sobre el acromion y la necesidad de cirugía.

DIAGNÓSTICO


– Habitualmente traumatismo directo sobre el hombro. Frecuente el traumatismo deportivo
– Apreciación de dolor y deformidad en zona acromioclavicular, con elevación de la clavícula
– Puede existir Signo de la tecla positivo

– Debemos solicitar Radiografías Anteroposterior, Axilar y Proyección de Escápula, pudiendo ser necesarias la Radiografía AP en carga de Ambos Hombros para confirmar diagnóstico.

– Si la línea inferior de la calvícula se eleva sobre la línea superior del acromion, la lesión será inestable ( rotura de conoide y Trapezoide ) y por tanto precisará tratamiento quirúrgico

1- LESIONES TIPO I Y TIPO II ( ESGUINCE O SUBLUXACIÓN )



Sólo hay lesión completa del ligamento acromioclavicular. Integridad total o parcial de los ligamentos coracoclaviculares y la clavícula no se eleva sobre la línea superior del acromion.

El tratamiento es conservador, mediante cabestrillo o Velpeau 3-4 semanas y ejercicios pasivos a partir de la segunda o tercera semana. Suele ser útil la valoración del fisioterapeuta.



Luxación acromioclavicular. Rotura de ligamentos conoide y trapezoide

2- LESIONES TIPO V


Existe lesión completa del los ligamentos coracoclaviculares e inestabilidad. La línea Inferior de la calvícula se eleva sobre la línea superior del acromion, y por tanto precisará tratamiento quirúrgico mediante reducción abierta.





3- LESIONES TIPO III ( VER CLASIFICACIÓN COMPLETA DE LAS LUXACIONES ACROMIOCLAVICULARES )


Existe controversia respecto al tratamiento de las lesiones Tipo III, donde la línea inferior de la clavícula se eleva hasta la línea superior del acromion, pero no la sobrepasa.
Implica una lesión parcial o casi completa de los ligamentos coracoclaviculares.

El tratamiento conservador se plantea en un paciente que no tenga una alta demanda funcional, y cuya deformidad acromioclavicular no sea excesivamente manifiesta. Habitualmente el tratamiento conservador de una lesión parcialmente inestable suele llevar a una dificultad ocasional para trabajos de carga por encima de los 90 grados de abducción o flexión del hombro ( como por ejemplo descargar cajas, trabajos como electricista o pintor, etc  )
La indicación de cirugía suele ser en un paciente joven , con alta demanda funcional, deportista frecuente o de alto nivel y con deformidad muy evidente.



TRATAMIENTO QUIRÚRGICO


Existen muchas técnicas quirúrgicas, bien con cirugía abierta o mediante artroscopia.

La cirugía abierta suele utilizar una Placa atornillada, que consigue descender a la clavícula y permite la cicatrización correcta de los ligamentos coracoclavioculares.

Las técnicas artroscópicas suponen la plasta o reconstrucción directa de los ligamentos coracoclaviculares ( Ver imagen )

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *