Titulo

¿ Debo dejar de fumar antes de una Intervención Quirúrgica ?

¿ Debo dejar de fumar antes de una Intervención Quirúrgica ?

La respuesta es clara y directa:

Si

Y además si no cumples esta recomendación se multiplican las posibilidades de presentar alguna complicación en el postoperatorio.

 

 

Es una recomendación que debemos dar siempre a nuestros pacientes. Es totalmente necesario ser insistentes y perder dos minutos de nuestro tiempo en indagar sobre este hábito poco saludable.

Los cirujanos ortopédicos debemos involucrar a nuestros pacientes y ayudar en la prevención y educación sobre los beneficios del abandono del tabaco para mejorar la seguridad y los resultados después de la cirugía.

 

“Es recomendable dejar de fumar bastantes semanas antes de la Cirugía y mantenerse sin tabaco ni nicotina al menos hasta completar los primeros 6 meses”

 

¿ Cuáles son los efectos del Tabaco y las Complicaciones relacionadas con la Cirugía ?

El tabaco provoca un efecto de vasoconstricción. Provoca que los vasos sanguíneos se contraigan y llegue menor cantidad de sangre y células de reparación a las zonas con menor riego sanguíneo. Esto contribuye directamente en:

  • El tabaco aumenta el riesgo de INFECCIÓN en la zona intervenida, mayor riesgo de infección en tejidos profundos o en prótesis o materiales implantados
  • Se multiplica el riesgo de complicaciones Infecciosas postoperatorias, como la Neumonía
  • Disminuye el efecto de Cicatrización de los Tejidos Blandos
  • El tabaco Retrasa el Crecimiento óseo y retrasa la consolidación de las fracturas
  • El consumo de tabaco activo es un riesgo significativo para la seguridad del paciente quirúrgico

Además, a nivel general el efecto nopivo en el sistema cardíaco y respiratorio provoca mayor riesgo ante la Anestesia, peor ventilación pulmonar ante la anestesia general y mayor riesgo de trombosis y alteraciones en la coagulación sanguínea así como necesidades de Transfusión sanguínea en el postoperatorio.

Igualmente a nivel muscular, el efecto del tabaco contribuye a una mayor atrofia muscular, con una recuperació más lenta y peor estabilidad y equilibrado muscular postoperatorio.

Las personas que dejan de fumar semanas o meses antes de la cirugía ortopédica  parecen reducir sus riesgos, particularmente si lo hacen un año o más antes de la operación.

 

Otros efectos

  • Mayor riesgo de fracturas relacionadas con la osteoporosis, incluidas fracturas de cadera y vertebrales
  • Aumento del dolor musculoesquelético crónico, incluyendo dolor de cuello y espalda baja
  • Aumento de las enfermedades del hombro, desgarros del manguito rotador y disfunción del hombro con tasas de curación más bajas

 

Así que ya sabes. Unas razónes más para eliminar el tabaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.